Proceso de elaboración

Después del verano se recolecta la manzana que se apila en prensas de sidra.

Después del verano se recolecta la manzana que se apila en prensas de sidra.

La manzana se prensa, se deja fermentar 5 meses aproximadamente y se embotella.

La acción de prensar la manzana se llama «mayar» en asturiano, «mazar» o «jamar» en montañés y «zanpada» en euskera.
El lugar donde se prensa y se elabora la sidra se llama lagar, «dolare» en euskera o «llagar» en asturiano. La sidra se almacena en grandes depósitos. Antiguamente estos depósitos eran de madera y se encontraban en naves soterradas o «ganadas» a una colina colindante al caserío donde se producía. De esta manera la sidra se podía almacenar hasta el verano siguiente en óptimas condiciones. En la actualidad se utilizan grandes depósitos refrigerados de acero inoxidable. En Asturias a estos depósitos se les llama «pipa» o «barrica», en Cantabria también «pipa» o «carral» y «kupela» en el País Vasco y Navarra.
Popularmente la sidra natural siempre se ha relacionado con un acto social festivo. En toda la geografía española y, en especial en Asturias, Guipúzcoa y noroeste de Navarra, existen sidrerías donde se puede disfrutar junto con la sidra de otras delicias gastronómicas propias de cada región.